<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d1352095584779016173\x26blogName\x3dMaladjusted\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://errorvacui.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_PE\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://errorvacui.blogspot.com/\x26vt\x3d4321540229517778908', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

About

"So, the life I have made may seem wrong to you. But who ask you anyway? It's my life to ruin, my own wreck..." Or the kind of stuff we said to justify ourselves.

Recent

"Of the life and times of His Royal Divided Persona during His earthly being, and of His return to more banal and simple affairs"

Archives

Big Bother

Veamos. Yo era un asocial confeso. Era de la clase de sujetos que siempre que iban al médico, preguntaban a cuanto la hora de eutanasia o de los que se echaban pedos en los buses para culpar a los niños. Era un crápula completo y me encantaba serlo porque sabía que en eso estaba mi revolución escondida. No era un kamikaze social, creo que muchos pueden dar fe que mi encanto de dinosaurio disecado me permitió llegar a sitios inimaginables (inclusive el interior de ciertas mujeres de antología.) Pero, he de aceptar, era la fascinación del rinoceronte viniendosele encima a uno lo que siempre encandiló sobre mi. Un cierto morbo de taxidermista humano, por decirlo de una manera que Derleth consideraría "poética hasta la podredumbre."

Mi revolución era hermosa. Que hermosa era mi revolución cuando era. Porque ya no es. Y la lloramos.

Un cierto día me dí cuenta que a falta de camisetas limpias, tenía camisas planchadas. Que lejos de encontrar bufandas de hilo, tenía corbatas de seda. Y mis viejos zapatos rojos son ahora descanzos para colocar mis mocasines de cuero.

Y de los trajes 3 piezas... de esos prefiero no hablar.

Entonces no hay más morrales, sino bolsos de cartero. No más llaveros de Jack Skellington, sino clips para correa. No más audífonos, sino clips para corbata. Mis lentes son de marco carey y los de mis anteojos oscuros empezaron a combinar con mi reloj o el dichoso clip. Y ahora hay 2 celulares y un PDA para marcarme el día.

Digan que me vendí. Digan que la revolución me trajo abajo. Digan que olvide la causa y los ideales. Hasta digan que se me acabo el fuego en la sangre y me sedujo el juego corporativo.

Yo sigo tirandome pedos en los buses y dejo que culpen a los niños. A ver si eso con eso tienen suficiente fuego de mi parte.

Soundtrack: Ataque 77 - Por que te vas

You can leave your response or bookmark this post to del.icio.us by using the links below.
Comment | Bookmark | Go to end
  • Blogger Deborah says so:
    2 de marzo de 2008, 22:21  

    no worries, las cosas suceden varon. para mi tu siempre seras kien eres ahora y eso no cambiara, es mas, me burlare del niño al q le echen la culpa en el micro xq se lo merece :)
    -- I have a present for you, but you have to discover what it is by yourself... it will be more interesting -- luv u top

  • Blogger Carolate says so:
    10 de marzo de 2008, 05:35  

    El habito no hace al monje, o en tu caso, 'Aunque la mona se vista de seda...'

    Tú siempre serás el delicioso facineroso que tanto quiero. top